Compañía de Artes Escénicas Teatro con Títeres y Marionetas para Niños en Montevideo y todo el Uruguay Cumpleaños Animacion de Fiestas Infantiles Centros Educativos Festivales

Entradas etiquetadas como ‘teatro de titeres para escuelas’

Títeres para la Educación Ambiental

Compartimos  a continuación un excelente material  sobre Educación Ambiental de Ceadu (Centro de estudios, análisis y documentación del Uruguay) y su Proyecto Recolección y Reciclaje de Papel en la Escuela (Re Papel).

A propósito de este material abrimos la reflexión sobre cuestiones de Medio Ambiente y la vinculación sobre temas de Educación Ambiental en su fusión con  el Universo de los Títeres y el abordaje desde una perspectica artística a temas tan serios y de actualidad, es nuestro interés nutrirnos e informarnos sobre las diferentes herramientas utilizadas hoy por hoy en las Escuelas en relación a estos temas. Queremos profundizar con que frecuencia en el ambito escolar se aborda y se reflexiona sobre

este punto y que resultados se han optenido con respecto a ello.

Creemos que la Obra de Arte Viva es una herramienta muy importante a la hora de poner temas de esta índole  en el cotidiano de los Niños y sus familias.

Todas las Escuelas deberían contar con espacios donde se promueva e incentive el abordaje de temáticas ambientales desde el Arte. Motivando así jornadas donde las familas formen parte y puedan acceder a espectáculos de calidad, que brinden un punto de partida hacia la reflexión de temas de tanta actualidad y tan serios.

Toda Educación debe ser Ambiental

La dependencia del Hombre primitivo respecto a su entorno generó una relación de respeto
hacia el Medio Ambiente y desde sociedades muy antiguas se puede constatar la transmisión de conocimientos relativos a cómo mantener una relación equilibrada con el entorno ambiental.
Pero desde el inicio de la era cristiana se fue consolidando la idea de “someter a la Naturaleza” más que de “convivir con ella”. Las diferentes ideologías y modos de producción modernos han tenido en común la soberbia del Hombre respecto al Medio Ambiente (la preocupación por resolver la explotación del Hombre y no de la Naturaleza, la idea de que la tecnología es una fuente ilimitada de progreso, sin comprender el carácter limitado de los recursos sobre los que actúa esa tecnología, etc.).
Es recién a fines de los años 60 del siglo pasado que se comienza a hablar de Educación Ambiental formal, y esto es consecuencia de la profunda crisis ambiental que provocaron estos modos de producción y los hábitos de consumo de la sociedad moderna.
En definitiva no debemos buscar los orígenes y el gran desarrollo actual de la Educación Ambiental en una interpretación romántica de la relación del Hombre y el Medio Ambiente, sino en las potencialidades destructivas de la física nuclear, en el uso irresponsable de pesticidas y fertilizantes, en hábitos irracionales de consumo, como parte de una larga lista de causas que justifican la necesidad de proteger nuestro Medio Ambiente.
En definitiva, desde un punto de vista antropocéntrico, utilitario y racional, es conveniente y necesario entablar cambios en el modo de relacionamiento con el entorno, más que seguir con el modelo actual.

¿Qué es el Medio Ambiente?

Todos los conceptos evolucionan a lo largo del tiempo y se enriquecen con la experiencia y la incorporación de nuevos conocimientos. Pero el concepto de Medio Ambiente es además
polisémico, por lo que varía significativamente en función del contexto en que se lo utilice.

Pese a esta complejidad, nuestra Sociedad (y en particular nuestro sistema educativo) tiene la responsabilidad de sistematizar experiencias y conocimientos para elaborar un concepto sólido de Medio Ambiente. Que sea una herramienta útil para la interpretación de las complejas relaciones del Hombre y su entorno, que incorpore las particularidades de nuestro país y nuestra cultura. Los maestros deben colaborar con los alumnos para que éstos construyan un concepto de Medio Ambiente que les ayude a actuar con acierto ante la problemática ambiental que les toque vivir.
Sin dudas el concepto de Medio Ambiente ha ido evolucionando de un enfoque “natural” hacia uno “ético y social”.
En un principio al hablar de Medio Ambiente nos referíamos al “Entorno en que habitan los seres vivos” y no pasaba de ser un inventario de suelo, atmósfera, clima, etc. Pero en los años ’70 la ecología realizó un aporte sustancial con el concepto de biosfera, mostrando la complejidad de las relaciones entre niveles y sistemas. Esta complejidad motivó un nuevo enfoque del tema; basado más en el estudio de las relaciones y los procesos, que en la cuantificación de los mismos.
En la idea de que el Medio Ambiente no es una disciplina científica sino un concepto integrador de la sensibilidad e información de cada individuo con la experiencia colectiva y ante la dificultad de formular definiciones de carácter universal, transcribimos dos definiciones ampliamente difundidas y muy aceptadas en la actualidad:“El Medio Ambiente es el conjunto, en un momento determinado, de los agentes físicos, químicos y biológicos y de los factores sociales que puedan tener algún efecto, directo o indirecto, inmediato o diferido, en los seres vivos o las actividades humanas”. (Consejo de Europa, 1971)
“El Medio Ambiente es el conjunto de las condiciones naturales (físicas, químicas y biológicas) y culturales (sociológicas) que puedan actuar sobre los organismos vivos y las actividades humanas” (diccionario Le Robert, 1985).
En Uruguay la mayoría de la población maneja conceptos universales y actualizados de la temática ambiental (lo que confirma buenos niveles de información y de formación generales en la Sociedad), como lo indica un estudio de la Fac. de Ciencias Sociales de la Universidad de la República (Mazzei y Veiga, 2000). Según estos autores las opiniones de los uruguayos en temas ambientales “…se alejan 1.1 –
La ficha 1.1 (Anexo II) propone una dinámica para introducir a los alumnos en el concepto de medio ambiente de toda suerte de fundamentalismos, ya sean de tipo económico como ambientalista. Más específicamente ellas denotarían actitudes de un antropocentrismo y un utilitarismo moderado en el sentido de que ante los dilemas medioambientales prevalecerían (aunque no absoluta e irresponsablemente) los intereses humanos. Indicativo de ello son las mayoritarias opciones por AMBOS ante la opción HOMBRE o NATURALEZA…”.
De acuerdo al mismo estudio más de la mitad de la población encuestada asocia el concepto de Medio Ambiente a la relación del Hombre con su entorno y no prioriza a ninguna de las partes sobre la otra, visualizándolas como una unidad.
Por último, vale hacer un comentario respecto a la frecuente confusión entre Medio Ambiente y
Naturaleza. Para delimitar adecuadamente los contenidos y ámbito de acción de la Educación
Ambiental es imprescindible discernir con claridad entre Medio Ambiente y Naturaleza, siendo que ésta última involucra no sólo al Medio Ambiente sino también a las fuerzas y leyes que lo gobiernan.

Títeres

A %d blogueros les gusta esto: